Historia de Mallorca

Los pobladores prehistóricos de Mallorca dejaron su legado histórica en forma de construcciones ciclópeas, los conocidos talaiots, monumentos megalíticos de colosales dimensiones que se levantan en alguno de los poblados prehistóricos que todavía se conservan. El número de monumentos de esta clase es tan extraordinario que hacen de la isla un verdadero museo arqueológico al aire libre. Podemos destacar el taloyot de Sa Canova, poblado de Ses Paisses o de Capicorp Vell.

Los pueblos más ilustres de la antigüedad pasaron por Mallorca; fenicios, griegos, cartagineses, romanos, vándalos, bizantinos y árabes fueron dejando huellas de sus respectivas civilizaciones. Fue la cultura árabe, la que dejo en la colectividad isleña, y sobretodo en su agricultura, huellas aún perceptibles y a menudo benéficas.

La antigua Palmaria fue, fundada por los romanos, proclamada ya en la Edad Media como Ciudat de Mallorques, es hoy un autentico prototipo de ciudad moderna y cosmopolita. Junto a las modernas avenidas, el visitante se encuentra inmerso en el mundo medieval, renacentista, barroco al lado de la Lonja, las casas, los palacios señoriales de otros tiempos, el Ayuntamiento…Hasta las primeras décadas del siglo XIII no apunta la historia de Mallorca cristiana, sucediéndose en ellas alternativas diversas, en pugna con el poder de la Península algunas veces, y otras contra los piratas y corsarios que, en Mallorca, encontraron gracias a la configuración de sus costas, óptimos puntos de apoyo y que no serían erradicados hasta después de largas luchas. A esta fase histórica pertenecen sus altalayas, fortalezas y torres de observación.

En el año 1.229 fue conquistada por por el rey catalano- aragonés Jaime I, quién creó en su testamento el Reino de Mallorca, formado por las Isla Baleares y los territórios catalanes del sur de Francia. De esta época quedan bastantes testimonios, entre ellos, la catedral de Palma de Mallorca o Seo, como popularmente se le denomina. Ésta fue prometida a la Virgen por el rey Jaime I cuando sus naves se acercaban a la isla para arrebatarla al poder sarraceno y fueron sorprendidos por una fuerte tempestad. Fue durante el reinado de Fernando II cuando la isla, y el resto del archipiélago, pasó junto con Aragón, a formar parte del Reino de España.


En el siglo XIX, Mallorca se incorpora al trafico comercial y a la civilización industrial. Muy características de Palma son las casas y mansiones señoriales, situadas también en el casco antiguo de la ciudad y que constituyen un reflejo de las nuevas orientaciones artísticas del renacimiento italiano, llegadas a Mallorca a través de las constantes relaciones comerciales mantenidas con los estados itlianos.

En el año 1.978, el Estado Español inicia una nueva etapa política. Nace el Estado de las Autonomías. La Comunidad Autónoma de las Islas Baleares se rige por el estatuto de Autonomía promulgado en el año 1.983. El gobierno balear, ha encaminado sus esfuerzos en la protección del medio natural, la ordenación de la oferta turística y la mejora de las infraestructuras existentes. Es hoy, y gracias al movimiento turístico , cuando el nombre de Mallorca adquiere difuxión universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: